Homeopatía durante el embarazo y en el parto

Homeopatia & Embarazo

Durante el embarazo, todo nuestro ser se aboca a la creación de una nueva vida. Empieza a haber una imbricación entre nosotras y esa chiquilla semilla, a tal punto que es frecuente poseer nuevos cambios en los gustos alimenticios, en el carácter y en los hábitos. La homeopatía toma muy en cuenta estas reformas a la hora de medicar a una mujer embarazada, ya que a través de estos síndromes el bebé se está revelando. Para la homeopatía, estas señales son tan significativas como la ecografía, los exámenes de sangre y el control clínico obstétrico, que de ninguna manera deben dejar de realizarse. Lo que le ocurre a la mamá durante el embarazo es el reflejo de su propio ser y el ser que aloja en su interior. A su vez, todo lo que la mamá sufre trasciende en su hijo. Por eso es trascendental seguir un apropiado método armonizador. Hay ejemplos culturales, modas y obsesiones que hacen que una mujer pueda sentirse muy penosa a la hora de exponerse con la panza. Otras están inquietadas por cómo subsistirán posteriormente al parto. Pero más allá de este hecho que parece insignificante hay una personalidad, una manera de ser y de vivir las cosas que el médico homeópata está autorizado para descubrir y tratar en manera apropiada. Por otra parte, la mamá puede ser transportadora de padecimientos anteriores al embarazo, cuyo procedimiento alopático conduzca derivaciones en el normal desarrollo del bebé. Otras veces, el mismo embarazo puede componer un factor desencadenante de ciertas patologías, como hipertensión, diabetes, disfunciones glandulares, infecciones urinarias y enfermedades autoinmunes.

homeopatia-y-embarazo

Durante y después del nacimiento

Esta medicina está vigente en el trabajo de parto. Los obstetras que auxilian a sus madres con homeopatía pueden probar los beneficios que ejerce en la constricción uterina. Logra que ese instante eminente sea más rápido y mejor tolerado. Durante el post-parto son frecuentes las depresiones anímicas. Afrontar a los cambios externos e internos que involucra el compromiso de una nueva vida, adicionado a los obligaciones del bebé, el sueño pasado, la lactancia, el reacomodamiento hormonal y la disputa por perder peso pueden formar emociones de angustia, impotencia, minusvalía o desvalimiento, que no sólo inquietan a la mamá, sino que también fastidiarán a su hijo. Aquí la homeopatía ayuda a amortiguar el impacto sin sufrir efectos hostiles ni contraindicaciones.

Otro tipo de medicina

Muchas de las medicaciones convencionales que se ordenan durante el embarazo pueden inquietar al bebé. Los medicamentos homeopáticos no tienen ningún efecto desfavorable sobre la gestación. Muy por el contrario, la favorecen considerablemente. No sólo solucionan patologías intra embarazo, sino que también las previenen. La homeopatía se sirve de todas las expresiones presentes en la mujer, tanto físicas como mentales, para establecer el medicamento que sea capaz de reequilibrar la energía vital sin tener efectos desfavorables ni contraindicaciones. Esto consigue la disminución de medicamentos alopáticos y, en muchos casos, su suspensión.

Cada embarazo es una práctica única e irrepetible. Sepamos que tenemos una medicina que nos ayuda a disfrutarlo en plenitud y alegría.

¿La obesidad puede perjudicar el Parto?

Un tema que las embarazadas muchas veces se preguntan es ¿Qué tan Peligrosa es la obesidad durante el embarazo? En el siguiente artículo voy a tratar de evacuar esa duda.  Hace aproximadamente 30 días el «The Journal of American Medical Association» realizo un estudio donde comprobó que las mujeres que sufren de un grave sobrepeso durante el embarazo, tienen más posibilidades de sufrir un accidente en el embarazo, como muerte fetal o muerte infantil. En el año 2008 una encuesta develo que 2,7 millones de bebe nacieron muertos y también se estipula, que cada año son apropiadamente 3,7 millones de muertes de los bebes antes de cumplir los 28 días de vida. A pesar de los datos desalentadores de que ofrecen estas últimas estadísticas, aun no existe una campaña seria que prevenga a las madres de los problemas que trae la obesidad durante el embarazo. Las Personas responsables de la salud mundial en latino america dicen que si bien la obesidad perjudica el embarazo, aun no hay datos concretos que asocien directamente esta problemática con las muertes prematuras.

¿Que ocurre en la semana 40 de embarazo?

En la semana 40 de embarazo es en la que los profesionales emplazan la fecha probable de parto. Sólo el 5% de los nacimientos se promueven el mismo día de la fecha posible de parto. Pero unos estudios muestran que, alrededor de, el 80% de los nacimientos se originan entre 3 días antes y 3 días después de la fecha probable de parto. Esto simboliza que la generalidad de los partos se produce en torno a la semana 40 de embarazo. Aún así, se imagina normal si el parto se origina entre la semana 37 y la 42. Si el parto se produce posteriormente de la semana 42, se supone una gestación cronológicamente prolongada.  Si la gestación se alarga, el ginecólogo resolverá si debe incitar el parto y cuándo, o ejecutar una cesárea. En esta semana, el bebé pesa unos 3400 gr y mide 52 cm, poco más o menos. Comprensiblemente, no todos los bebés pesan igual al nacer. Se considera inmejorable que los bebés pesen entre 3.000 y 3.500 gr al nacer. Venida la semana 40 y la fecha posible de parto, la mujer preñada suele advertir muchas emociones relacionadas con la cercanía del parto y la arribada del bebé. Muchas futuras madres están impacientes, anhelando tener a su bebé en sus extremidades. Asimismo es habitual sentir miedo. Muchas embarazadas temen el parto. Es corriente sentir intranquilidad sobre si todo saldrá bien. Ante estos temores, es significativo poder compartirlos con la pareja u otros familiares. Asimismo ayuda a apaciguar el hablar con otras madres que pasaron por los mismos miedos. Es bueno consultar a su médico las dudas que tenga. Pero la emoción más usual de las mujeres embarazadas de 40 semanas es el sueño por la venida del bebé. Se avecinan cambios en la vida familiar. La arribada de un bebé eternamente es motivo de regocijo para los padres y demás familiares. Muchas madres novatas no conocen qué pasa las primeras horas tras el parto. Informarse de qué sucede en el transcurso de estas primeras horas puede ser útil para que la madre se sienta más segura. Sea como sea, llegada la semana 40 de embarazo el parto y la venida del bebé ya están cerca. ¡Felicidades a todas las futuras madres!

Cuanto Peso se debe aumentar en el embarazo?

Existe un fábula generalizada de que durante el embarazo “hay que consumir por dos”, por lo que numerosas mujeres se “ablandan” en cuanto a la nutrición y consumen en grandes cantidades. De acuerdo a Silvana Saavedra, Reguladora de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico ubicada en Chile, “la ganancia de pesoaumento-de-peso aceptable en embarazadas adultas con peso preconcepcional estándar oscila en la totalidad de los estudios entre 11 y 16 kilos” “Sin embargo, depende en gran medida de la talla materna, siendo comprensiblemente inferior en mujeres de menor talla”, agregó. La experta expone que “las ganancias de peso cercanas a los 16 kilos en mujeres petisas con una talla menor a 1.50 metros pueden acrecentar el peligro de desproporción céfalo-pélvica. A la inversa, recomendar valores próximos a 11 kilos en madres con una estatura mayor de 1.60 metros puede aumentar el riego de desnutrición intrauterina”.“Por estas atenciones, la mayoría de los autores (cultivados en el tema) encarga ganancias de peso correspondientes a la talla materna”, asevera. Saavedra revela que “para ello se debe utilizar algún indicador de la relación peso/talla (índice de masa corporal, por ejemplo) para emplear la propuesta que tiene consenso: ella es que la ganancia de peso gestacional sea equivalente a 20% del peso ideal, lo que correspondería a 4,6 puntos del índice de masa corporal para una mujer con un índice de masa corporal inicial de 23 puntos”.

Recordemos que el Índice de Masa Corporal (IMC) es una medida que mide la relación peso-estatura y cuyos límites normales son entre 18.5 y 24.9.

Etapas del Embarazo | Semana a Semana

El embarazo dura alrededor de 40 semanas, a partir del primer día de su último período normal, todo el embarazo puede ser divido en 3 etapas principales.

Etapas del Embarazo

Primer Trimestre – Desde la Semana 1 hasta la Semana 12

Para algunas mujeres, la imagen corporal constituye una gran preocupación durante el embarazo. Aprenda qué puede hacer para aceptar y querer su cuerpo de embarazada. Durante el primer trimestre su cuerpo advierte diversos cambios. Los cambios hormonales afligen a casi todos los órganos del organismo. Estos cambios pueden liberar síntomas, inclusive durante las primeras semanas de embarazo. La ausencia del período menstrual es un signo claro de que está embarazada. Otros cambios posibles son:

  • Agotamiento extremo
  • Hinchazón y sensibilidad de los senos, asimismo es posible que tenga los pezones destacados
  • Dolencia de estómago, con o sin vómitos (náuseas matutinas)
  • Antojos o rechazo por algunos alimentos
  • Cambios repentinos de humor
  • Estreñimiento (conflicto para tener movimientos intestinales)
  • Necesidad de orinar más a menudo
  • Dolencia de cabeza
  • Acidez
  • Merma o acrecimiento de peso

A medida que su organismo cambia, posiblemente tenga que cambiar su rutina diaria, como acostarse más temprano o comer varias comidas pequeñas. Afortunadamente, la mayoría de estas molestias desaparecen a medida que prospera el embarazo. ¡Y algunas mujeres ni siquiera sienten molestia! Si ya estuvo embarazada, quizás se sienta diferente esta vez. Así como cada mujer es incomparable, también son desiguales la mayoría de los embarazos.

etapa-del-embarazo-tercer

Segundo Trimestre – Desde la Semana 13 hasta la Semana 28

Usted puede hacer algo para aliviar las molestias comunes del embarazo, es recomendable consultar esto con su médico de cabecera Para la generalidad de las mujeres, el segundo trimestre del embarazo es más aguantable que el primero. Pero es indistintamente significativo mantenerse informada acerca de su embarazo durante estos meses. Quizás advierta que síntomas como las náuseas y la fatiga se disipan. Pero todavía se originan otros cambios desconocidos y más notorios en su organismo. Su abdomen acrecentará a medida que el bebé siga engordando. Y antes de que termine este trimestre, apreciará que el bebé empieza a sacudirse A medida que su cuerpo cambie para adaptarse al bebé, usted podrá presentar:

  • Dolores corporales, como dolor de espalda, de abdomen, en la ingle o en los muslos
  • Estrías en el abdomen, pechos, muslos o nalgas
  • Ennegrecimiento de la piel alrededor de los pezones
  • Una línea en la piel, entre el ombligo y el origen del vello púbico
  • Pedazos de piel más negra, habitualmente sobre las mejillas, la frente, la nariz o el labio superior. Los pedazos a menudo son asimiles en ambos lados de la cara. Esto a veces se nombra la máscara del embarazo.
  • Entumecimiento u hormigueo en las manos, citado síndrome del túnel carpiano.
  • Comezón en el abdomen, las palmas de las manos y las plantas de los pies. (Convoque a su médico si tiene náuseas, pérdida de apetito, vómitos, ictericia o fatiga combinada con picazón. Esos pueden ser señales de un problema hepático grave.)
  • Tumefacción de los tobillos, los dedos y la cara. (Si observa hinchazón repentina o extrema, o si aumenta mucho de peso muy rápidamente, llame a su médico inmediatamente. Eso podría ser una señal de pre eclampsia.)

etapa-del-embarazo-segundo

Tercer Trimestre – Desde la Semana 29 hasta la Semana 40

Está en la etapa final! Algunas de las disgustos que tuvo durante el segundo trimestre van a continuar. Además, numerosas mujeres tienen conflictos para respirar y notan que tienen que ir al baño inclusive con más asiduidad. Esto es débito a que el bebé está engordando y ejercita más presión sobre sus partes. No se inquiete, su bebé está bien y esos inconvenientes se reducirán una vez que dé a luz. Algunos cambios nuevos en el cuerpo que quizás note durante el tercer trimestre son:

  • Falta de aire
  • Acidez
  • Hinchazón de los tobillos, los dedos y la cara. (Si observa hinchazón repentina o extrema, o si aumenta mucho de peso muy rápidamente, llame a su médico inmediatamente. Eso podría ser una señal de preeclampsia).
  • Hemorroides
  • Senos sensibles, que pueden dejar escapar una sustancia acuosa que se elimina antes de producirse la leche, llamada calostro
  • El ombligo puede protruir hacia afuera
  • Problemas para dormir
  • El bebé “cae” o se mueve hacia la parte baja del abdomen
  • Contracciones, que pueden ser una señal del trabajo de parto verdadera o falsa

A medida que se aproxima a la fecha de parto, el cuello uterino se torna más flácido y delgado (lo que se denomina reblandecimiento). Este es un proceso normal y natural que ayuda al canal del parto (vagina) a separarse durante el proceso de parto. Su médico acreditará su avance con un examen vaginal a medida que se acerca la fecha de parto. Emociónese… ¡Emprendió la cuenta regresiva!

etapa-del-embarazo-primer